reyesLa visita de los Reyes Magos de Oriente la noche del pasado 5 de diciembre fue el colofón perfecto para los actos que han tenido lugar en Yebra durante estas pasadas Navidades. Un alto en el camino en su noche más ajetreada del año que se ha convertido ya en una tradición.

 

Sus Majestades llegaron a la localidad y, tras dejar a sus camellos descansando, se dirigieron junto a sus pajes a la Casa Tutelada. De esta manera, eran recibidos por miembros de la Corporación Municipal, así como por los mayores que allí viven. Tras una animada charla, hicieron entrega de unos regalos que los yebranos agradecieron.

 

Desde allí se dispusieron a montar en la carroza que tenían preparada y, acompañados por los villancicos de la Banda Municipal de Música de Yebra, llegaron al Salón de Actos de la Casa Consistorial, donde les esperaban decenas de niños.

 

Después de la bienvenida de los pequeños y del mensaje de Sus Majestades, éstos repartieron regalos entre todos los niños que allí se encontraban. Además, para finalizar, todos pudieron disfrutar de un trozo de roscón.